cosmos somos/ en ciclos nos movemos/ así nos transformamos
Mes lunar 7: AMAR

Mes lunar 7: AMAR

El amor se dice que no es un sentimiento, sino que es más bien un estado, una manera de estar en el mundo y de experimentarlo. Cambié el verbo de este #meslunar tantas veces como las muchas cosas que suceden en este período del año y finalmente me decidí por AMAR, una palabra gigante. Fue algo con esto de las ballenas y sus crías y todo el grupo aventurándose, cruzando el océano en busca de su bienestar. Sentí que en esta travesía había algo que aprender del amor. El verano es una época de muchas cosas que hacer, las más importantes cosechar, tomar sol, jugar al aire libre, llenar el cuerpo de frutas. Es la época en que la existencia terrestre, material, corporal, instintiva y gozosa, es la reina de la fiesta. Existir en la Tierra no es fácil, dicen quienes saben, pues es una planeta en que materia y espíritu se entrelazan y (nos) tiran para todos lados. Dicen que hay tanta luz como oscuridad y que el libre albedrío consiste en el camino que trazamos con todas estas fuerzas tironeándonos. Yo no sé ustedes, pero a mi me ha costado mucho comprender el rol que juega todo aquello que considero está “mal”. Ha sido nacer de nuevo el dejar de estar en continua lucha con el mundo y, sobretodo, dejar  de identificarme con esta lucha. Hay mucho que aprender de cómo las cosas *son*, de su observación y comprensión,  podemos conocer la naturaleza de la existencia y de lo humano en esto, encontrar la manera de sobreponernos a las circunstancias y cambiar el rumbo. Este es el mes de AMAR, porque en verano pareciera que nos amigamos con la vida. Tenemos muchos de esos momentos en que experimentamos que la existencia es perfecta tal y como es. Somos como las ballenas, buscamos naturalmente nuestro lugar, queremos sentirnos mejor en un mar siempre cambiante. Ellas saben que esencialmente así es el mar, y saben vivir en él. Saben que tendrán que nadar kilómetros y kilómetros, que el peligro es parte de vivir. Y viven, y cantan. Y las adoramos. De alguna forma, las sabemos sabias. Son uno, ballenas y mar. Somos uno, humanidad y mundo. No sé bien lo que es el amor -mejor no cercarlo con las palabras- pero intuyo que algo tiene que ver con todo esto 🎋

Deja una respuesta