cosmos somos/ en ciclos nos movemos/ así nos transformamos
NUTRIR: MES 4

NUTRIR: MES 4

Tres lunas completitas han pasado desde el solsticio de invierno, y ahora acaba de comenzar la cuarta. ¡Cuatro lunas!. ¿Cuántas cosas suceden en 4 lunas? ¡Y en 4 lunas invernales mas encima! Ay ay ay, ayayai. Y aquí estamos, después de fundirnos con la Tierra y hundirnos en ella y en nuestro interior, llega la primavera, estación de la renovación energética anual. ¿Y qué pasa en primavera? Que emerge a la superficie lo que estuvo mucho tiempo guardado bajo Tierra, literalmente. Y en este emerger hay un tira y afloja. Es como cuando hace mucho frío y el agua  de la cañería se congela, después al salir lo hace interrumpidamente, a hilitos y explosiones. Lo que estamos viviendo ahora, lo que *estamos siendo* es primavera temprana, por tanto aún hay un foco interno potente, que interactúa más activamente con el exterior. Por eso el verbo para esta cuarta luna es NUTRIR, porque cuando nos nutrimos *incorporamos*, *transformamos* y  *asimilamos* el alimento. Son todas palabras que nos hablan de algo que proviene de afuera y que hacemos propio. Pasa a formar parte nuestra. Y esto lo hacemos todo el tiempo, a veces sin darnos cuenta, porque TODO EL TIEMPO, A CADA SEGUNDO, estamos intercambiando alguna diminuta partícula con el “exterior”, ingresándola a nuestro “interior”. Puede ser un átomo de oxígeno o una palabra que escuchamos, que se queda dentro por horas reverberando y generando toda clase de pensamientos. Y por eso, es muy útil hacer la distinción entre alimento y comestible: el alimento te nutre, el comestible se come y nada más, no es nutritivo, no ayuda en nada a tus funciones vitales. Incluso hay comestibles que las dificultan. La comprensión de esto ayuda mucho a darnos cuenta de qué cosas estamos tomando del exterior que no nos hacen bien, porque las funciones vitales no se restringen al buen funcionamiento del cuerpo: ¿qué pasa con nuestros pensamientos?¿ con las emociones? ¿y las relaciones que sostenemos? ¿Cuáles son alimentos y cuales comestibles? ¿Qué cosas son prescindibles, y cuales son esenciales, porque me dan VITALIDAD? Esto es lo primero que debemos responder, muy honestamente, para poder nutrirnos. Quizás el invierno hizo su parte y nos mostró claramente las fuentes de nuestras toxinas y de nuestros antioxidantes, tal vez estemos aún terminando un proceso de depuración (hermoso ayudante de nuestras limpiezas), pero también puede ser que nada de esto haya ocurrido al menos en este invierno y que no lo veamos tan claro. Si es así, o si simplemente te place hacer el ejercicio, puedes tomar papel y lápiz, y hacer listas, dibujos o diagramas para bajar esta información que de seguro ya sabes (si logro abrir un portal de suspensión del tiempo en estos días, hago uno para completar).

Cuando identifiques cuáles son tus alimentos, entonces podrás nutrirte y ser como todos esos bichitos que lo hacen por instinto. Al comienzo es un esfuerzo, se requiere voluntad y consciencia, después se torna natural! Recuperas una memoria antigua de bienestar 🙂

Suerte en la misión!

Deja una respuesta